Austrinidad

Switch to desktop Register Login

Sin amor no hay comunión; reflexionó el sacerdote Rodolfo Olmedo

Sin amor no hay comunión; reflexionó el sacerdote Rodolfo Olmedo

El administrador parroquial de María Auxiliadora de Ushuaia, presbítero Ramón Rodolfo Olmedo; reflexionó sobre el amor, por el cuál, aseguró que "no se ama lo que no se conoce", y afirmó que "el Amor exige conocimiento real y pleno del otro y sólo desde ahí, aceptar caminar y construir juntos".

 

El sacerdote Olmedo, reflexionó que "tenemos que asumir con honestidad y humildad que no nos une el Amor. Nos une un espacio compartido, con respeto humano, donde realizamos nuestras actividades espirituales, religiosas y asistenciales. Y como no nos une el Amor, cuando en un espacio 'no podemos', o 'no nos dejan', realizar las actividades que queremos, cambiamos de espacio".

Además, agregó que "amarnos es el primer proyecto que tenemos que realizar. El principal motivo por el que estamos aquí. Este mandamiento no es una limitación a nuestra creatividad; no es desubicado decir que fuimos convocados y elegidos únicamente para esto".

El presbítero manifestó que "el amor no es una 'consigna espiritual'. Es un acontecimiento que conmueve a las personas y las involucra heciéndolas optar para construir el bien mutuo".

También, enfatizó que "sin Amor no hay Comunión. Y, no se ama lo que no se conoce. El Amor exige conocimiento real y pleno del otro y sólo desde ahí, aceptar caminar y construir juntos".

El sacerdote observó que "el que no ama ve las limitaciones del otro como un obstáculo a su crecimiento personal. El que ama las ve como un incentivo para crecer y una necesidad a cubrir".

Añadió también que "los Sacramentos no los celebramos como momentos distintos del Amor, sino que los administramos para 'tener los papeles en regla'".

Por útimo, el administrador parroquial de María Auxiliadora, dijo que "hemos descuidado, dejado de lado el mandamiento principal y por eso no damos frutos".