Austrinidad

Switch to desktop Register Login

El párroco Aldo Moschetta estuvo en terapia intensiva y fue dado de alta

El párroco Aldo Moschetta estuvo en terapia intensiva y fue dado de alta

El sacerdote Aldo Moschetta, párroco de Sagrada Familia de Ushuaia, tuvo que ser internado en terapia intensiva el fin de semana pasado en la provincia de Córdoba, luego de que su cuerpo tuviera una "reacción complicada" en la segunda dosis de quimioterapia que comenzó a principio de noviembre, pero éste viernes confirmaron que ya recibió el alta médica y continúa al cuidado de sus padres.

 

Desde la parroquia Sagrada Familia del barrio Bahía Golondrina, expresaron que "lamentablemente la reacción de su cuerpo fue más complicada que con la primera sesión", y ante éste panorama, "el fin de semana requirió internación en terapia intensiva, para poder mantenerlo bien monitoreado, lo cual no era posible en su domicilio y gracias a Dios fue la mejor decisión, ya que hoy se encuentra en su casa nuevamente al cuidado de su familia", explicaron.

"Aldo tiene una familia maravillosa, contenedora, atenta, solidaria y sobre todo unida. Y a ese núcleo primario, nos sumamos todos nosotros, su comunidad, la familia que él eligió en cada lugar donde estuvo. Todos unidos formamos la gran familia que rodea a Aldo y por eso les pedimos que sigamos orando por su recuperación", expresaron desde la comunidad religiosa.

"Es un proceso lento, que se camina día a día, es imposible responder con certeza cada una de sus preocupaciones, porque sólo el Señor sabe que nos depara a cada uno de nosotros", reflexionaron.

"La familia del padre Aldo les agradece desde el corazón, sus oraciones, sus mensajes de aliento y los deseos de recuperación que cada uno les hace llegar", informaron.

Por último, a través de el Comunicado que sacó la parroquia Sagrada Familia éste viernes 12 de noviembre, pidieron que "sigamos orando en comunidad por la salud del padre, porque es lo que lo sostiene espiritualmente para tener las fuerzas que necesita en esta etapa de su tratamiento. Gracias a todos".

Cabe recordar que el presbítero fue intervenido quirúrgicamente el pasado sábado 26 de junio de éste año donde le extrajeron un tumor de su cabeza, y días después le habían confirmado que se trataba de un tumor maligno, por el cual, viajó a Córdoba donde viven sus padres, para realizar los tratamientos de quimioterapia.