Austrinidad

Switch to desktop Register Login

Para ustedes puede ser una gripecita, pero a ellos puede llegar a matarlos; reflexionó el párroco Moschetta

Para ustedes puede ser una gripecita, pero a ellos puede llegar a matarlos; reflexionó el párroco Moschetta

El párroco de Sagrada Familia de Ushuaia, Aldo Moschetta; tuvo que viajar a Córdoba hace días atrás para acompañar a su familia que reside allí, y en especial a su padre por cuestiones de salud, por el cuál, el sacerdote aprovechó para reflexionar en éstas circunstancias, pidiendo a los jóvenes especialmente que respeten las medidas preventivas sanitarias para cuidar a los adultos mayores: "Cuidemos a nuestros adultos mayores", pidió.

 

El presbítero Moschetta contó a través de un Comunicado que "me encuentro compartiendo unos días con mi familia en Córdoba, después de tantos meses de no verlos. Y estando aquí, cerca de ellos sentí la necesidad de dejarles una reflexión para tener en cuenta en estos tiempos tan duros que nos toca vivir".

Y agregó que "nuestros padres y abuelos, son los seres más vulnerables en esta pandemia, y cuidarlos física y psicológicamente tiene que ser una prioridad", pidió.

"Por favor, a los más jóvenes sobre todo les pido, que piensen en ellos antes de reunirse con amigos sin cumplir con las pautas sanitarias, antes de 'olvidarse' de usar el barbijo, antes de pensar que 'esto es una gripecita'...Para ustedes puede llegar a serlo, pero a ellos puede llegar a matarlos", reflexionó el sacerdote.

"Estamos todos muy agotados de esta 'nueva normalidad' que estamos obligados a aceptar para la convivencia y es absolutamente comprensible, ya que llevamos muchos meses de impedimentos para llevar una vida normal, como la que estábamos acostumbrados", dijo.

"Pero se acercan tiempos de reuniones típicas de fin de año, donde las despedidas y los reencuentros van a estar presentes, en las que vamos a vernos tentados al abrazo, a la juntada, al festejo", alertó, agregando que "por eso, pensemos en comportarnos de manera responsable, nuestros mayores se merecen ese lugar en nuestra vida...Vaya a saber cuantas noches de desvelo habrán pasado esos padres por nosotros! Cuántas preocupaciones sembramos en esos corazones, que ahora nos necesitan más que nunca. Esto también pasará", expresó.

Por último, el párroco Aldo Moschetta pidió que "transitemos esta pandemia todos juntos, no los dejemos en el camino. CUIDEMOS a nuestros mayores".