Austrinidad

Switch to desktop Register Login

Conocí otra Ushuaia la que no les muestran a los turistas; expresó el Obispo García Cuerva

Conocí otra Ushuaia la que no les muestran a los turistas; expresó el Obispo García Cuerva

El Obispo de la Diócesis de Río Gallegos (Santa Cruz y Tierra del Fuego), monseñor Jorge Ignacio García Cuerva; celebró el sábado pasado el Sacramento de la Confirmación para los jóvenes de la parroquia Nuestra Señora de la Merced de Ushuaia, donde durante su homilía pidió a los catecúmenos que "ablanden sus corazones" y estén al servicio de los demás.

 

Durante su reflexión, monseñor García Cuerva contó que durante su estadía en la ciudad, "estuve conociendo otra Ushuaia, la que no les muestran a los turistas, y ustedes mejor que yo saben, que hay mucha gente que no la pasan bien, y esa Ushuaia tiene que doler y tiene que doler profundamente a todos, por supuesto a mi como Obispo, pero a toda la comunidad nos tiene que doler", hizo referencia a los barrios altos y periferias de Ushuaia.

 

"Si mi corazón es de piedra, me va a dar lo mismo, entonces si se quema una casa allá, voy a decir, '¡bien uno menos!', ojo, porque a veces el corazón se va endureciendo, entonces lo que nos dice el profeta Ezequiel de corazón de roca, es verdad", ya que "el de corazón de roca es una tentación de todos", expresó el prelado.

 

En éste sentido, el obispo dijo, "cuidado, porque puede haber cristianos de pecho frío, y el cristiano de pecho frío, es también el que tiene el corazón de roca" y ejemplificó, "es el cristiano que viene a misa, el que comulga, pero que después no hace nada por nadie porque el dolor de los demás no los conmueve, y nosotros queremos tener un corazón que se conmueva como el corazón de Jesús, un corazón de carne", exhortó.

 

Por último, monseñor García Cuerva les pidió a los nuevos confirmados, "que puedan ser alegría para los que la están pasando mal, que puedan ser consuelo para los que más sufren, que puedan ser perdón para los que tengan mucha bronca dentro, que puedan ser la compañía para los que se sienten solos, dejen que sus corazones se ablanden, dejen que el fuego del espíritu los enciendan".